Raros modos de morir

En ocasiones la muerte llama a la puerta de nuestras vidas en situaciones poco corrientes. Algunos músicos han fallecido por motivos de lo más diverso, desde la imprudencia, el azar, la estupidez, la guerra, sus creencias o un malentendido. Vamos a ver algunos casos concretos de músicos que han muerto de modos poco habituales.  Pero para no hacerlo tan morboso vamos a incluir alguna de sus composiciones para que las podais disfrutar.

 

 

Claude Goudimel

Claude Goudimel
Fue un compositor francés del Renacimiento. Católico de nacimiento se convirtió más tarde a la iglesia protestante, cosa que acabaría siendo fatal para él.
Básicamente sus obras son composiciones creadas para los oficios religiosos.
Tuvo la mala suerte de vivir en una época de grandes conflictos religiosos en Francia. La culminación de dichas tensiones religiosas se produjo cuando miles de protestantes fueron asesinados (entre ellos el propio Goudimel) en la conocida posteriormente como la masacre del día de San Bartolomé del año 1572.

 

Claude Goudimel – Du fond de ma pensèe

 

Michael Wise
Fue un organista y compositor inglés. Murió en el año 1687. Se puede decir que fue víctima de su mal genio. Tras una disputa con su esposa salió a la calle alterado y en busca de bronca. Tuvo la mala suerte de toparse con el vigilante nocturno de la ciudad, el cual durante el altercado le golpeó con su porra hasta matarlo.

 

Michael Wise – Prepare Ye the Way of the Lord
Prepare Ye the Way of the Lord (Michael Wise)

 

Jean-Baptiste Lully

Jean-Baptiste Lully

Jean-Baptiste Lully
Era el compositor de la corte del rey Luis XIV de Francia. En el año 1687 el monarca contrajo una enfermedad y Lully compuso un Te deum para rogar a Dios su pronta recuperación. El mismo compositor dirigió su interpretación. En aquellos tiempos aun no se utilizaban las batutas sino unos grandes bastones con los que se golpeaba el suelo para ir marcando el tempo.
Tuvo la mala suerte de golpearse un pie con el bastón provocando una pequeña herida. Pero la herida fue a más y terminó por gangrenarse. Al negarse a que le amputaran el pie la infección se extendió y acabó muriendo.

 

 

Jean-Baptiste Lully – Ballet des Arts
Jean-Baptiste Lully - Ballet des Arts (complete)

 

Henry Purcell

Henry Purcell

Henry Purcell
Fue un músico ingles del Barroco. Se le considera uno de los grandes compositores ingleses de todos los tiempos.
Murió el año 1695 cuando rondaba los 36 años de edad y se encontraba en la plenitud de su carrera.
Existen dos teorías sobre su muerte aunque ambas coinciden en que fue por una enfermedad: la primera es que murió de tuberculosis. La segunda es que murió de un fuerte resfriado que contrajo una noche que volvió tarde y borracho a su casa. Por lo visto su esposa no le dejó entrar en ese estado y tuvo que pasar la noche a la intemperie.

 

Henry Purcell – Abdelazer Suite: II. Rondó
Henry Purcell - Abdelazer Suite: II. Rondeau

 

 

Alessandro Stradella

Alessandro Stradella

Alessandro Stradella
Fue un músico italiano también del Barroco. Su vida fue digna de un guión de cine y de hecho se han compuesto tres óperas y se ha escrito un libro basado todo ello en dicho personaje.
Empezó su carrera en Roma donde con un amigo trató de realizar una estafa con dinero de la Iglesia Católica Romana. Al ser descubierto tuvo que huir precipitadamente de la ciudad. Pero fueron sus aventuras amorosas las causantes de su muerte ya que algún marido engañado contrató a unos sicarios para matarlo. Parece ser que consiguió salir indemne de uno de estos ataques pero finalmente murió apuñalado en Génova el año 1682.

 

Alessandro Stradella – Pieta Signore
Alessandro Stradella - Pieta Signore (Olena Talko sings)

 

 

Jean-Marie Leclair

Jean-Marie Leclair

Jean-Marie Leclair
Otro compositor Barroco (en este caso francés) y notable violinista hasta el punto que se le considera el padre de la escuela francesa de violín. También murió de forma violenta ya que lo encontraron muerto en el suelo sobre un charco de sangre. Como en las películas de misterio el caso presentaba diversos sospechosos: el jardinero que encontró el cadáver, su segunda esposa de la que se había separado y un sobrino del difunto, también violinista con el que no se llevaba precisamente muy bien.
Al contrario que las películas, este caso quedó sin resolver.

 

 

Jean-Marie Leclair – Sonata para violín en Re mayor, Op.9, No.3
David Oistrakh Jean-Marie Leclair Violin Sonata in D major, Op.9, No.3 vol.1

 

 

Johann Schobert

Johann Schobert

Johann Schobert
Este compositor y harpsicordista alemán nacido en 1720 por desgracia era mucho mejor músico que micólogo. De no ser así es posible que no hubiera confundido unas setas venenosas con champiñones. Pero por lo visto eso fue lo que pasó. Ordenó cocinarlas y a causa de ello murió él, su esposa, su hijo y el sirviente que tenían.

 

 

 

 

Johann Schobert – Sonata op. 14 n. 2 en Si bemol mayor, Allegro Assai
Johann Schobert (1740-1767) Sonata op. 14 n. 2 in B-flat major, Allegro Assai (1/4)

 

 

Jean Frédéric Edelmann

Jean Frédéric Edelmann

Jean Frédéric Edelmann
Otro músico francés pero en este caso perteneciente al clasicismo. Su muerte fue también poco usual ya que durante la revolución francesa fue apresado, juzgado y sentenciado a morir en la guillotina, todo ello motivado por algún tipo de intriga política muy propia de aquella época.

 

 

 

 

Johann Friedrich Edelmann
Sonata Op.5 No.2 en Sol : Allegro con molto
Sonata Op.7 No.1 en Mi bemol : Minueto 1 & 2
Johann Friedrich Edelmann

 

 

Thomas Linley

Thomas Linley

Thomas Linley hijo
Miembro de una numerosa familia de músicos ingleses y apodado el ‘mozart inglés’. Fue un compositor muy precoz pero por desgracia también murió muy joven, concretamente en el año 1778 cuando contaba con tan solo 22 años de edad. El joven Thomas salió a dar un paseo en barca, cosa que resultó fatal pues cayó al agua y murió ahogado.

 

 

 

 

Thomas Linley – Arise! ye spirits of the storm
"Arise! ye spirits of the storm" from Music for the Tempest by Thomas Linley the younger

 

 

Ernest Chausson

Ernest Chausson

Ernest Chausson
Otra víctima de un medio de transporte, en este caso una bicicleta. Aunque no está muy claro parece ser que Chausson perdió el control de su bicicleta en una cuesta y terminó por estrellarse contra una pared de ladrillos, provocándole la muerte instantánea. Esto ocurrió en una pequeña localidad del norte de Francia llamada Limay en el año 1899. La muerte sorprendió a este compositor romántico con 44 años de edad y justo cuando su carrera musical empezaba a despuntar.

 

 

 

Ernest Chausson – Poeme
Jascha Heifetz - Poeme (Ernest Chausson)

 

 

Enrique Granados

Enrique Granados

Enrique Granados
Seguro que de todos los mencionados es el más conocido por nosotros. Granados murió ahogado en el canal de la Mancha cuando un submarino alemán torpedeó el Sussex, el navío en el que viajaba con su esposa de regreso de una exitosa gira en Estados Unidos.
Esto ocurrió el 24 de marzo de 1916, durante la Primera Guerra Mundial. Por lo visto el submarino confundió el barco con un buque minador y le lanzó un torpedo que impactó justo en el centro del barco y lo partió por la mitad. Granados consiguió subirse a un bote salvavidas y desde ahí divisó a su esposa Amparo en el agua luchando por su vida. A pesar de que desde siempre había sentido pánico por el agua no dudó en lanzarse de nuevo al mar para tratar de salvarla. Por desgracia no fue así y ambos acabaron pereciendo en el océano.
Irónicamente al partirse el barco tan solo se hundió la proa mientras que la popa, que es donde los Granados tenían su camarote quedó a flote y pudo ser remolcado a puerto.
Más irónico aun resulta el hecho de que uno de sus hijos, (Enrique igual que su padre) fue campeón de España de natación.

 

Enrique Granados – Allegro de Concierto


Anton Webern

Anton Webern

Anton Webern
Fue uno de los más conocidos exponentes del dodecafonismo, nacido en Austria el año 1883 sin duda tuvo la muerte más absurda de las aquí contadas.
A finales del verano de 1945 la Segunda Guerra Mundial había terminado y las tropas aliadas ocupaban el país. Webern ajeno a ello acudió cierta noche acompañado por su esposa a casa de su hija, quien por primera vez los había invitado a cenar.
El yerno era un tal Benno Mattel, que por lo visto se dedicaba a hacer contrabando. Sus actividades no pasaron desapercibidas mucho tiempo y quiso la mala fortuna que precisamente aquella noche fuera el momento escogido para ir a arrestarle. Es por ello que se presentaron unos soldados en la casa con la falsa excusa de comprar algún artículo y así poder pillar al contrabandista in fraganti.
Weber por su parte había salido fuera un momento para fumarse un puro que Mattel le había dado. En medio de la oscuridad toparon los soldados con el músico y a causa de la confusión y los nervios uno de los soldados empieza a disparar y acaba hiriendo mortalmente al pobre Webern que a buen seguro nunca supo ni el como ni el por qué de su absurda muerte.

 

Anton Webern – Variaciones Opus 27
Glenn Gould plays Webern Variations Opus 27

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *