Esta es aquella (X)

Esta es una melodía que literalmente escuchamos a todas horas.

The chimes of Big Ben

 

 

Son las famosas campanadas del Big Ben en Londres y también de infinidad de relojes de carillón del mundo. Seguro que la hemos escuchado en muchas casas, en muchos ayuntamientos e iglesias y por supuesto en muchas películas.

 

 

 

 

 

 

Para ser exactos hay que decir que estas pequeñas melodías se las conoce como los cuartos de Westminster porque aunque nosotros lo llamamos tradicionalmente el Big Ben, es el reloj de la torre del Palacio de Westminster.

 

Palacio de Westminster

Palacio de Westminster

 

 

Musicalmente consisten en cinco combinaciones diferentes de cuatro notas de la Escala de Mi mayor : Mi, Fa♯, Sol♯ y Si.

La idea es que en el primer cuarto suena la primera combinación que es :

1. Sol♯, Fa♯, Mi, Si

Primer cuarto

Primer cuarto

 

Big Ben Chime (Quarter Hour Chime) Good Quality Sound

Cuando es la media entonces suena la segunda combinación y la tercera :

2. Mi, Sol♯, Fa♯, Si

3. Mi, Fa♯, Sol♯, Mi

Segundo cuarto

Segundo cuarto

 

Big Ben Chime (Half Hour) Good Quality Sound

 

Cuando son los tres cuartos suena la cuarta combinación, la quinta y la primera de nuevo:

4. Sol♯, Mi, Fa♯, Si

5. Si, Fa♯, Sol♯, Mi

1. Sol♯, Fa♯, Mi, Si

Tercer cuarto

Tercer cuarto

 

Big Ben Chime (3 Quarter Hour Chime) Good Quality Sound

Finalmente cuando es la hora en punto, es decir los cuatro cuartos sonará la segunda combinación,  la tercera, la cuarta y la quinta. Y a continuación las campanas que marcan la hora.

2. Mi, Sol♯, Fa♯, Si

3. Mi, Fa♯, Sol♯, Mi

4. Sol♯, Mi, Fa♯, Si

5. Si, Fa♯, Sol♯, Mi

Cuatro cuartos

Cuatro cuartos

 

 

Big Ben Chime (12) Good Quality Sound

Así en total en una hora suenan dos veces las cinco combinaciones ( 1,2,3,4,5,1,2,3,4,5) cosa que aunque parezca una tontería simplificó mucho el trabajo a los constructores del mecanismo del reloj ya que en vez de hacer un mecanismo con diez secuencias les bastó con hacer un mecanismo de cinco y hacer que en un hora todo el mecanismo funcionase dos veces.

St. Mary de Great en Cambridge

St. Mary de Great en Cambridge

Para hacer algo de justicia hay que decir que aunque mundialmente se asocia esta melodía al Big Ben lo cierto es que no fue el primer reloj en tocar estas ya célebres notas.
El honor hay que concedérselo al reloj de la iglesia de la universidad de Cambridge, conocida como St Mary the Great.
En 1793 se construyó un reloj nuevo para dicha iglesia y se encargó la tarea de componer la melodía del carillón al entonces regio profesor de ley civil el Doctor Joseph Jowett.
No está muy claro que fuera él quien realmente compuso la melodía. Posiblemente le ayudara el Doctor John Randall, que era el profesor de música de la universidad o incluso su ayudante por aquel entonces William Crotch, quien era compositor y organista.

 

 

 

 

 

Big Ben

Big Ben

Finalmente y para dejarlo todo aclarado vamos a hablar un poquito del Big Ben. Aunque popularmente se conoce a la torre y al reloj con ese nombre en realidad el Big Ben es la gran campana que da las horas.
Oficialmente se la conoce como la Gran Campana y como dice su nombre es la mayor del reloj con un peso de unas 13 toneladas.
La que hay actualmente en realidad es la segunda campana. Hubo una anteriormente aun mayor (16 toneladas) que se partió antes de que se inaugurara el reloj. Estaba dedicada a Sir Benjamin Hall e incluso llevaba su nombre grabado en ella. Este parece ser el origen del mote Big Ben que le dieron a la campana aunque existe también otra versión que cuenta que el nombre se le dio en honor a un boxeador de aquella época llamado Benjamin Caunt.
Como la campana se rompió la tuvieron que fundir y hacer una nueva que es la que aun perdura actualmente. Esta era una un poco más pequeña (13,7 toneladas) y también tuvo sus percances. Sonó por primera vez en julio de 1859 y dos meses después se partió justo en la zona donde el martillo la golpea. Parece ser que el martillo pesaba el doble de lo especificado y eso provocó la rotura.
La pobre campana se pasó tres años fuera de servicio y durante ese tiempo el reloj daba las horas usando la campana de los cuartos que sonaba más grave. Finalmente consiguieron repararla, la giraron un poco para que el martillo no golpeara la zona reparada y la volvieron a poner en servicio aunque desde entonces el tono de la campana es ligeramente distinto.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades, Esta es aquella y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *