El theremín: O cómo tocar sin tocar

Hoy os voy a presentar un instrumento sorprendente y del que seguro nunca habéis oído hablar. Sin más preámbulos: el theremín.

 

theremín

theremín

Curioso, ¿verdad? Aunque lo pueda parecer el theremín no es el resultado de la nueva moda de las videoconsolas que permiten controlar los juegos con movimientos corporales. Lo cierto es que este instrumento es casi centenario y se le considera como uno de los primeros instrumentos electrónicos de la historia.
Su creador fue un inventor ruso llamado Lev Sergeyevich Termen, quien en 1919 presentó en sociedad su curioso ingenio. Más tarde marcharía de Rusia recalando finalmente en Estados Unidos. Fue en ese momento en que decidió afrancesarse el nombre pasando a llamarse Léon Theremín, dando nombre al mismo tiempo al instrumento protagonista de esta entrada.
En esencia el modo de tocar del theremín es bastante sencillo. Fijaros que el aparato dispone de dos antenas: una larga y vertical y otra circular y horizontal. La mano que está junto a la antena vertical es la que controla el tono de la nota. Acercando la mano a la antena el sonido es más agudo, alejándola el sonido es más grave.
La otra mano se coloca sobre la antena circular y controla el volumen. Cuanto más alta y separada de la antena esté la mano más alto será el volumen.

A continuación podréis ver al mismo Theremín haciendo una demostración de su invento.

Leon Theremin playing his own instrument

 

En realidad un theremín es muy semejante a una radio. Si alguna vez habéis usado una radio o una televisión pequeña con antena os habréis dado cuenta que si cogéis la antena con la mano aumenta la calidad de la recepción. Más o menos es el mismo principio que usa el theremín para modificar su sonido cuando se acercan o alejan las manos a sus antenas.
En aquellos tiempos aun no existían los transistores y el theremín, al igual que las radios y los primeros ordenadores funcionaba con válvulas de vacío.
En este vídeo podréis ver otra bonita pieza tocada con un theremín de aquellos tiempos. Además han tenido el detalle de abrir la tapa delantera para poder ver su interior, con todas esas lámparas. En aquellos tiempos la electrónica era otra cosa y en vez de contar en nanómetros se contaba en centímetros…

Samuel Hoffman's RCA Theremin

 

Esta auténtica pieza de museo que acabáis de ver perteneció a un médico llamado Samuel Hoffman. El Dr. Hoffman era pediatra y músico aficionado. En 1941 se trasladó a Los Angeles y su gran dominio del theremín le abrió las puertas de Hollywood, participando en numerosas bandas sonoras Entre ellas se pueden destacar ‘Recuerda’ de Alfred Hitchcock o ‘Ultimátum a la tierra’ de Robert Wise. Seguro que ahora reconoceréis el theremín en muchas películas de terror y ciencia ficción de serie ‘B’.
Aquí le podéis ver tocando su theremín, el mismo que habéis visto antes.

SAMUEL HOFFMAN Theremin

 

Aunque aparentemente parece muy sencillo de tocar en realidad es más bien todo lo contrario, al menos si se pretende conseguir una expresividad decente.
Theremín intentó lograr un instrumento con una sonoridad entre el violonchelo y la voz humana, con la desventaja de que al ser un instrumento electrónico tiene un sonido ‘frío’ y ‘sintético’. Es por ello que hay que tener mucho dominio para poder conseguir emotividad y sentimientos.
Uno de ellos fue el mencionado Dr. Hoffmman. También cabe destacar a Carolina Eyck (a quien habéis visto en el primer vídeo) y a Clara Rockmore, a la que podéis ver a continuación.

Theremin - Clara Rockmore play "The Swan" (Saint-Saëns)
Esta entrada fue publicada en Instrumentos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *