Jeff Healey : Reinventando la guitarra



Jeff Healey

Jeff Healey

Puede que sea algo exagerado decir que hay tantos modos de tocar la guitarra como guitarristas existen en el mundo. Pero lo cierto es que quien más quien menos todos tienen sus particularidades: los hay que tocan con púa, los hay que tocan sin ella y los hay que tocan con púa y con los dedos a la vez. Algunos cogen la púa con dos dedos, otros con tres. También hay quien de su mano izquierda utiliza únicamente tres dedos, otros cuatro y algunos incluso llegan a usar  el pulgar, mientras que la mayoría lo utilizan como punto de apoyo.
A pesar de todas estas diferencias se puede decir que básicamente todos tocan la guitarra del modo en que se supone que se debe tocar la guitarra. Sin embargo hay notables excepciones, guitarristas que de algún modo ‘reinventan’ la guitarra. Jeff Healey fue fue uno de estos guitarristas.

Nuestro protagonista nació en Toronto en el año 1966 y la verdad es que de entrada la vida no le puso las cosas muy fáciles ya que antes de llegar al año de edad se quedó ciego a causa de un extraño cáncer que afectó sus ojos.
Empezó a tocar la guitarra cuando tenía tres años y desde el primer momento lo hizo colocando la guitarra plana sobre su regazo igual que hacen algunos guitarristas de slide. De hecho Jeff también empezó tocando con slide. A este modo de tocar la guitarra se lo conoce como ‘lap guitar’.

Aquí podéis ver un ejemplo de lap guitar
 

 
Habitualmente estas guitarras están afinadas de manera diferente a las guitarras convencionales. Unos años más tarde Jeff descubrió la afinación estándar y decidió dejar de usar el slide y empezar a tocar con los dedos. En este punto Jeff se tuvo que plantear si modificar la posición de la guitarra y aprender a tocar  ‘como todo el mundo’ o dejar la guitarra en posición horizontal e inventarse un nuevo modo de tocar. Finalmente se decidió por la segunda opción de modo que empezó a aprender como hacer acordes y digitaciones con los dedos de su mano izquierda. El resultado recuerda mucho a la mano de un pianista, una posición muy diferente de la de un guitarrista.
Y lo cierto es que el invento le funcionó muy bien porque a pesar de este modo tan poco ortodoxo de tocar, Jeff Healey pudo sacar de su guitarra toda la música que llevaba dentro.
Fue en el año 1988 cuando salió el primer disco de ‘The Jeff Healey band’, titulado ‘See the light’.

Aquí podéis ver a Jeff Healey tocando en directo el tema que da título a su primer disco.
 

 
Supongo que ahora que lo habéis visto tenéis más claro todo lo que os he intentado explicar.
Respecto a su técnica, en primer lugar hay que decir que sonar suena igual que cualquier otro guitarrista. Se te limitas a escucharle no dirías que toca del modo que lo hace. Digamos que obtiene el mismo resultado pero de distinto modo.
Su estilo tiene algunas ventajas: la postura de su mano le permite utilizar los cinco dedos, incluido el pulgar. Los guitarristas tradicionales esto no lo pueden hacer. En el vídeo se ve claramente el uso frecuente de su dedo pulgar. Le va muy bien para ‘tirar’ de las cuerdas ya que es un dedo fuerte, aunque para este efecto también usa los otros dedos cuando le conviene. Poder utilizar el pulgar le permite abrir la mano mucho más y abarcar muchos más trastes,  aunque aparentemente no es un recurso que utilice mucho. También habréis visto que toca con una púa normal y corriente. Es una púa triangular enorme pero aparte de esto no tiene nada de especial. Evidentemente él no tocaba la púa arriba y abajo sino adelante y atrás. En general para él adelante es abajo y atrás es arriba. Lo que no podía hacer eran cejillas (pulsar varias cuerdas a la vez con un solo dedo), pero teniendo un dedo de más a su disposición no le resultaba demasiado problemático.
Resulta muy curiosa también la manera de tocar de pie. Conseguía tocar y sostener la guitarra al mismo tiempo y sin ayuda de ninguna correa.

Después del primer disco Jeff apareció en una película titulada ‘Road House’ y protagonizada por Patrick Swayze. Se puede decir que en esta película Jeff Healey hizo el papel de Jeff Healey debido a una curiosa casualidad.
Parece ser que el guionista vio tocar en algún club de Toronto a Jeff y esto le dio la idea para un personaje de la película: un muchacho ciego que toca con la guitarra en su regazo. A la hora de hacer el casting y buscar un guitarrista con esas características evidentemente sólo lo encontraron a él.
Esta no es la única incursión fuera del mundo estrictamente musical. Tenía una impresionante colección de vinilos antiguos de 78 rpm. (alrededor de 10.000) principalmente de jazz, blues y gospel. Su pasión por esta clase de música y su enorme fondo discográfico le permitió tener un programa de radio donde podía poner algunas de estas reliquias fonográficas. Sabiendo todo esto no es de extrañar que declarase que Louis Armstrong era el músico al que más admiraba.
Después de See the light llegaron Hell to pay (1990) y Feel this (1992) que también tuvieron bastante éxito. En el año 1995 sacó un disco de versiones llamado Cover to cover.
Unos años más tarde parece que empezó a perder interés por el rock y se pasó al jazz. Por desgracia el cáncer se volvió a cruzar en su vida y en esta ocasión con mortales consecuencias. Después de luchar durante unos años contra la enfermedad finalmente murió en el año 2008.
Como se suele decir en estos casos, Jeff nos dejó pero nos ha quedado el legado de su música.
Creo que el mejor modo de terminar es viendo otro vídeo de este gran músico. Una bonita balada titulada Lost in your eyes.
 

 


Esta entrada fue publicada en General, Guitarristas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Jeff Healey : Reinventando la guitarra

  1. Sunoliris dijo:

    Muchas fuimos las que nos quedamos totalmente mudas un par de minutos al descubrir por primera vez al bueno de Patrick ir y venir por aquel bar de carretera junto al no menos atractivo Sam Elliott.

    Por cierto, recomiendo uno de los temas más bailables de la película, gentileza de Mr. Jeff Healey y su banda: “Hoochie Coochie Man”.

    Saludos y nos vemos con una cerveza bien fresquita en la mano algún jueves de estos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *